Nivel de riesgo intrínseco de los establecimientos industriales

Al aplicar el Reglamento de seguridad contra incendios en los establecimiento industriales, aprobado por Real Decreto 2267/2004, lo primero que debemos determinar es la caracterización de nuestro establecimiento o local, que dependerá en un primer punto de la configuración del edificio y ubicación con respecto al entorno, y del nivel de riesgo intrínseco que calculemos que tiene. En función del resultado de estos dos parámetros tendremos que adoptar las medidas de protección activa y pasiva que le correspondan para dar cumplimiento a la normativa señalada.

 

Las medidas de Protección Pasiva y Protección Activa se determinarán para cada sector o área de incendio dependiendo de su Nivel de Riesgo Intrínseco, de su superficie, y de la configuración del edificio donde se encuentre dicho sector.

Nos vamos a centrar hoy en el cálculo del nivel de riesgo intrínseco de los establecimientos industriales, ya que va a ser un factor fundamental que puede condicionarnos económicamente muchísimo la adopción de las medidas necesarias así como que causa controversia determinarlo de una forma u otra distinta.

La norma establece varios métodos de cálculo para la determinación de este riesgo, pero en ningún momento nos dice cual utilizar, debiendo el técnico proyectista utilizar su buen criterio para abordar el tema de la manera más fidedigna posible.

Podríamos utilizar en primer lugar el Método General, en el cual la carga de fuego del sector va a determinarse conociendo de manera más o menos exacta las cantidades en kg y los tipos de productos que se van a disponer en la actividad, variando esta carga de fuego obtenida si se varían las cantidades consideradas.

Como alternativa a esta metodología, podemos utilizar el Método de las Densidades Medias, el cual considera una densidad de carga de fuego en función de la actividad que se lleve a cabo y su superficie, distinguiendo si son procesos de fabricación o almacenamiento.

El reglamento deja opción al cálculo del nivel de riesgo intrínseco por algún otro método de reconocido prestigio tal y como Método Grétener, F.R.A.M.E., etc. siendo el técnico proyectista quién deberá justificar convenientemente la aplicación de uno u otro método.

Lo que queremos poner de manifiesto aquí con este artículo es la arbitrariedad que nos encontramos en la aplicación de uno u otro método, ya que los resultados pueden ser muy dispares según cual utilicemos lo que redundará en la adopción de unas medidas que en algunos casos pueden parecer desproporcionadas o de muy difícil aplicación. Por eso nos gustaría que comentases qué método utilizas normalmente y cuál es la postura de la Delegación de Industria de tu zona al respecto, pues nos constan las algunas discrepancias dependiendo de en qué lugar se registre la instalación. 

En este enlace encontrarás el proyecto de instalación de protección contra incendios en establecimiento industrial donde se utilizan estos métodos de cálculo y mucho más.

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados

Populares